jueves, 1 de diciembre de 2016

Los seísmos del corazón

Llegaremos a caminar por la arena cogidos de la mano, quizás con los zapatos en la mano, tal vez con la sonrisa en la cara y la mirada perdida mirando al final del mar, justo donde empieza el abismo de los que un día creyeron que la Tierra no era redonda.


La muerte se seguirá moviendo en nuestra dirección mientras avanzamos hacia ella estirando en dirección contraria, cantaremos al oído de nuestros enamorados y tendremos hijos preciosos de ojos claros, mientras el Sol continúa viendo a través de nosotros, como el alma se nos gelatiniza hasta volverse agua junto con el resto de nosotros para congelarse y volverse mágico polvo de estrellas.

Una hipótesis es un mundo posible mas tú no sabes la de mundos que se me abren cuando pienso en tu ser lejos de mi cuerpo, no sabes la de brechas que se abren en mis esquemas. De los seísmos del corazón uno no se recupera pronto y las dimensiones que podría tomar nuestra forma de amarnos son demasiado complejas para que mi nervio óptico pueda procesar su información hacia el cerebro. Necesitaría una actualización de software para moldearme en un tipo de mundo del que no vengo y el camino no parece que vaya a ser mullido, más bien será romagoso y con senderos jamás escrutados.

Perhaps it's time to go back home

Pero ¿sabes? puede que estemos allí para vernos pasear por en medio del mar, allí el nivel del agua será mucho más alto, pero saltaremos dentro para poder besarnos bajo el agua gélida de algún lugar del mundo que no tengo el placer de conocer. Las promesas se congelarán en suaves palabras de alientos gélidos y yo sólo esperaré que mi corazón encuentre el estrecho camino que le una a ti para poder encontrar el calor que solo tus ojos me transmiten cuando me abrazan tus ideas y me envuelven tus sueños.

Y allí, en medio de la nieve, mientras contemplemos por primera vez la Aurora Boreal, sabré que dejo mis huellas contigo sintiéndome viva.



Para los que nos cuesta explicar, 
porque el mundo sigue moviéndose.
Besitos, M.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Sencillas cenizas

La vida va pasando sin que nadie la contemple con detenimiento, corremos tanto, deseamos tanto la llegada del mañana que se nos pasa por alto ver como los días se terminan y las noches empiezan. Últimamente lo único que nos resucita el alma es sentir mariposas en el estómago y hormigas en el cerebro, aunque creo que algunos empiezan a tener termitas en el corazón.

¿Qué nos quedará cuando solo nos queden recuerdos? ¿qué haremos cuando dejemos de recordar vuestros rostros? Renacer de las cenizas de uno mismo no debe ser senzilla tarea mas no creo que los más aptos estén preparados para coser con delicadeza y esmero, segundo a minuto el tejido que se le desgarra al tiempo para volver a sentir vuestras manos alrrededor de nuestras mejillas y vuestros brazos rodeando nuestras almas.

Creo que las miradas ya no contienen lo que los labios callan, deben de haber relegado esa tarea al corazón; puede que por eso los ojos estén sobrecargados de trabajo despidiendo lágrimas de sus puestos de trabajo. Aveces solo las cuerdas vocales de tu guitarra me recuerdan que seguimos teniendo sentimientos bajo la química de los primeros encuentros y la ciencia del amor. 

Aunque se que puedo hacerte sentir bien, sé que tu me harías sentir mejor. A las almas que jamás debería morir. A ti, mi creadora, mi diosa.



Besitos, M'


martes, 30 de agosto de 2016

¿Ya hemos llegado?

Pues sí, ya hemos llegado al final del verano. Mañana será 31 de agosto y las vacaciones habrán terminado para la mayor parte de la población activa. Para la gente que reside en Mallorca será casi el inicio de sus vacaciones y habrá gente que aún no se habrá enterado que empieza todo de nuevo en quince días. Como siempre, al final del día, seremos genete con clase y clases de gente...feliz final de verano.












No ha sido EL verano...mentiría si dijera lo contrario. No han sido esos dos meses míticos que recordaré durante lo que queda de inverno, solo ha sido eso...verano. Calor, sol, playa, tostarme la piel sin llegar a quemarme, levantarme pronto, conducir, conducir, volver a conducir, enamorarme. Sí, solo me he enamorado este verano.

Cuando el estilo te corrompe
Tener la sensación de que no hay de que preocuparme me hace estar muy intranquila, lo sé, no es nada nuevo. Pero joder...solo me he equivocado cogiendo vuelos de ida y vuelta 2 veces, he pasado el arroz, he hecho cuscús soso y me han dado pereza dos personas en todo el verano. Solo he tenido dos momentos de bipolaridad severa por desajustes hormonales y mi madre me ha dicho quien canta una canción de Reggaeton que sonaba por la radio...poca cosa. Hay un desanime extremo en mi organismo producto de un nose que, que ¡qué sé yo!


 Vale, ¡sí! Ha habido tiempo para las risas, para la família, para ver películas a doquier y leer la pila de libros que decoró mi habitación todo el período universitario.

 El tiempo me ha regalado lo que me debía con la rama más vieja de la família y gracias por ello; eternamente gracias por dejarme abrazar muy fuerte a la dueña de la suite más grande de mi corazón. Gracias por dejarnos sorprendernos una vez más de la presencia del otro. Gracias por dejarnos soñar despiertos con los que ya no están y no llamarnos locos. Gracias a ese lugar a las afueras de donde me críe en invierno por guardae el alma congelada de quien nos hizo ser.

Sentarme aquí y escribiros, escribirte porque sé que me lees pero sobretodo...escribirme es de las cosas más duras y reconfortantes que hago durante el mes. Es de esas cosas especiales que solo cuando haces comprendes...no puedo parar de reírme cada vez que veo la foto que tienes a la izquierda ¿Habéis visto la sonrisa radiante de mi alma gemela? Disfrutad de ella, no es habitual. Ojalá os quisiera enseñar la foto anterior a este selfie...entenderíais muchas cosas.

Lo siento, pero el verano es terrible desde que vivo en la ciudad que me arropa en invierno. Necesito nadar unos largos, volverme a sentir mínimamente en forma y dejar de comer dulces. Tengo la enferma necesidad de dejar de comer en un restaurante seis veces por semana, quiero volver a comer en casa y dormir en mi hotel de inverno. Moverme para atrás como los cangrejos corriendo por la autopista de vuelta a los calidos paseo y al delicioso reposar de mi cuerpo sobre el tuyo.


La neurótica necesidad de moverme sobre tu cadera, de que me agarres fuerte con ganas de no soltarme, echándome de menos aún estando cerca, muy cerca, cada vez más cerca...¿Hablo demasiado de probarme abrigos?  Necesidad que me envuelvas con tus brazos y me devuelvas el calor de aquél invierno que compartimos mientras me besas el cuello haciéndome cosquillas...espero impacienta el vuelco de tu corazón cuando vuelvas a verme; el mío dice que echa de menos tocarte las costuras y verte recto acoplado en mí.


Abrígense, tendremos mucho frío este otoño. 
Besitos, M'

lunes, 1 de agosto de 2016

En algún punto entre tu y yo

Es fácil perder el contacto cuando se está mucho tiempo sin ver a alguien, es fácil que te olvides de su olor, de sus tonterías y de su rostro. Lo difícil de olvidar son las memorias que te quedan con esa persona aún después de tiempo sin verla; recuerdas aquellas largas tardes de piscina que pasabas con ella, aquellas conversaciones en la habitación de al lado o aquellas visitas al Starbucks más lejano solo para pasar más tiempo recorriendo la ciudad con esa persona.
  



Admiro esas relaciones que aún con la distancia de por medio han consguido ganarle tiempo al tiempo. Esas personas que consigen retener en su mente el rostro de la otra persona tan fuerte que parece que jamás podrá ser borrada por las agujas del reloj. Admiro esa compañera de piso que hace dos años que no veo pero con la que hablo a menudo, admiro a los amigos de aquí con los que solo tengo contacto en Navidad y en Verano, admiro a alguien que alguna vez fue capaz de aguantarme para verme solo un par de días al mes...



Ojalá yo estubiera elaborada con la misma masa que todas esas personas a las que admiro, todas esas personas que -una vez- vinieron, me dejaron sus huellas marcadas en la piel y que ahora siguen vivas no solo en mi recurdo sino en mi vida. Y las admiro porque yo no soy como ellas. En mí, hay algo que nunca le compraré a las nuevas tecnologías y es la substitución del contacto humano por la sociología terciaria.


El roce de la piel de la otra persona con la tuya (no necesariamente sexual) no tiene nada que envidiarle a cualquier forma de inteligencia artificial porque se puede engañar al cerebro pero a la piel, al órgano más grande del ser humano...no hay posibilidad de embaucar a quien te hace saber que estas en casa por medio de un abrazo o por quien se te funde el corazón. Hay muchas cosas salvables a través de la distancia pero el inxplicable cosquilleo que sentimos cuando besamos a quien amamos no es una de ellas.

Feliz Agosto. Besitos M' 

jueves, 23 de junio de 2016

Fue como estar en el limbo

Cojemos el coche, salimos y veo a Marc mirar el cartel que indica que ya no estamos en Platja d'Aro con nostalgia, le sonrío y él despide las vacaciones con la mano: "ha sido como estar en el limbo durante cuatro días".

Sí, eso ha sido. He tenido el móbil parado durante más de dos días, no he atendido a llamadas ni mensajes, el 90% del tiempo no he tenido ni idea de que hora y en que día nos encontramos; y casi sin darme cuenta he vuelto a pasar por delante del "cementer" que da directo a la entrada de Barcelona.

La hora que en teoria teníamos de nuestras vacaciones al inicio de la realidad nos dío a todos para pensar en como recuperar los cuatro días que le quisimos robar al tiempo. En el treyecto de vuelta a Marc le dió tiempo de entender que esta arruinado y aún tiene que pasar la ITV del coche...aunque eso será después de encontrar los papeles del mismo. Laia estubo mirando al horizonte en silencio más tiempo del que recuerdo haberla visto pensativa y yo no pude dejar de ver las imágenes de los últimos cuatro días pasear por mi mente, creo que estube todo el camino de vuelta sonriendo. 


Ojalá pudiera contaros más pero lo que pasa en las vacaciones se queda allí, en el camping que nos ha visto hacer el perro durante cuatro encantadores días.









Esperemos que la oreja de Van Gogh siga tremendamente pegada a su cabeza, que la oveja Shaun no haya escapado y alguien tenga que correr tras ella. Deseemos no ver más gente salir con un paquete de servilletas bajo el brazo direcció al lavabo público, esperemos que Mr.Bear entienda que Beer no es agua. Volveremos a cenar huevos fritos en hornos solares humanos y veremos a Van Gogh partiendo hielo como quien parte lleña, oiremos la voz de Shin Chan en sueños y a Copito de nieve llevar camiseta negra. Contemplaremos como los introvertidos se hacen pasar por extrovertidos y como la mágia de un lugar hace que dos personas se acerquen. Veremos pasar el Sol sobre mis nalgas y dejar allí un bonito retrato. A todo esto...puede que algún día reabramos el caso PDA





Feliz verano. Feliz final del ecuador
Felices todos. Besitos, M'


domingo, 5 de junio de 2016

Bonito recibimiento, mi amor

Entra, sí estoy en ropa interior, lo sé no debería. Ven, deja que cierre la puerta mientras me acaricias. Muevete por mi piel, vamos, deja que nos besemos en el pasillo oscuro de la casa de nadie. Cójeme, mis caderas son anchas y acércame al lugar de donde no quiero marcharme. Déjate abrazar, sigue besándome mientras me acerco más a ti hasta que no quepa el aire entre los dos. No, no estamos solos, pero qué ganas tengo de seguir besándote! Sí, vayamos a la cama donde nos gusta hacérnos el amor...lo demás será historia.




P[...] me hace sentir libre y es en esa libertad donde vuelvo a él y le eligo. Cuando me abraza me parece que esté en un lugar llamado hogar y me cosquillea el estómago en una especie de sza sza szu cuando me besa. Es bonito poder hablar las cosas con él y no os imagináis lo guapo que se vé en mis ojos cuando me sonríe al descurbrir algo que no le había dicho, o cuando me hace cosquillas...creo haberlo visto sonreir mientras trato de respirar. Me enamorar la forma humilde con la que habla y me fascina cuando me explica cosa que desconozco. Conocerle es especial, saber que hay dentro de él es mágia negra que te persuade para amar su ser muy fuerte.

Para ti.
Bestios, M'

sábado, 4 de junio de 2016

El hueco de mi cama

Te he escrito muchas veces relatando qué siento pero el hueco que creaste en mi cama sigue echandote de menos. Hoy te he soñado tan real que se me ha hecho muy extraño no tenerte a mi lado
cuando las campanas de la iglesia que tengo alado de casa repiqueteaban las siete de la mañana de un sábado de reflexiones.

Es mi sábado de jordana reflexiva, mi día de no escuchar opiniones, solo de valorar y decidir. En este día, no hay mejor forma de empezar que bajando a tirar la porquería cerebral al contenedor que le toca, comer pan del día anterior para recordarte que la vida no se hace sola y escribir las cuatro tonterías que pasen por mi cabeza antes de convertirlas en teorías maquiavélicas sobre como mantener el poder en una relación sentimental, una mezcla entre el Príncipe y Foucault que no puede traer nada bueno.

Últimamente, los días se van haciéndo cortos aunque el cambio horario tenga el objetivo contrario: las mañanas soleadas deberían ser eternas encerrada en mi habitáculo o en una biblioteca y las noches me deberían parecer interminables en manos de Morfeo. Pero no, más bien es todo lo contrario, cuando tienes mil cosas ha hacer el día te da para veinte bien hechas y cincuenta asquerosas que tendrás que rehacer al día siguiente; por no hablar de Morfeo, el dueño de mi sueño que me tiene alienada. ¿Será culpa de mi lifeworld?


¿Te he dicho ya qué el hueco de mi cama sigue esperándote?

Seguiré informando del drama del hueco en mi cama. 
Con amor, M'

jueves, 2 de junio de 2016

En el corazón de la bestia

El vacio más amargo que pueden sentir es el que tienene por dentro; el que les embarga los sueños y les ponene intereses altísimos a sus ilusiones y a sus ganas de vivir. Hoy, he tenido el honor de estar en una conferencia donde Yanis Varoufakis citando a Arthur Miller ha dicho: "An era is about to end when the ilutions of ctizens are exhausted". Aunque Miller no dijo exactamente eso, utilizo a mi querido e idolatrado Yanis para intentar explicar el amargor del vació personal que puede llegar a sentir cada ser, en algún momento de su corta existencia como ser humano en la Tierra.


El mundo interior es lo único completamente nuestro: nuestros pensamientos y sensaciones, nuestros recuerdos, esos que están allí pero que pasan desapercibido, que cuesta encontrar cuando alguien trata de conocerte, eso es lo único que poseemos de verdad. 

Nos crearon para ser sociales de cuatro formas diferentes: en comunidad, en asociación, en cooperación y en liderazgo. En cambio, nosotros nos empeñamos en tener algo que solo nos concierna a nosotros, impenetable e inalcanzable para todo el mundo excepto para nosotros mismos.

Encontrarte un día que tu interior es vacio, que es hueco por dentro, que es frágil y que se rompe a base de sueños sin cumplir, anhelos desesperados e historias que jamás sucederán, es encontrarte poco humano, con pocas ganas de vivir y poco social, porque lo que nos hace ser sociales es tener una parte que nos haga trementamente asociales al resto.

Nos escribimos en breves que Mayo ha concluido. Besitos, M'

jueves, 14 de abril de 2016

Mercado de deseos

Cierra la puerta, muere el lugar y el eje de la Tierra hace girar al planeta más rápido para poder recuperar el tiempo que has estado parado congelando los relojes y mirando su sonrisa cuando centellean sus ojos castaños.

Esa hora, esos sesenta minutos que pasan cuando tu atraviesas la puerta y marchas a casa suenan justo a eso. Suenan a un autobús que se va, a una máquina de correr en marcha o a un reloj de los que solo hay en el país de Lewis Carroll, es una hora perdida o una hora de estudiar como volver a recuperar el ritmo normal que lleva el mundo.

No estoy diciendo nada nuevo cuando digo que el tiempo no pasa igual cuando dejas fundirse los segundos entre tu cuerpo y el de la persona que quieres, ni tampoco desvelo nada cuando digo que en el sexo igual que en el amor parece que todo conspira a tu favor (bonita ironía) para que entiendas que la felicidad no es un estado normal.

Para que entiendas que los buenos momentos no pueden prolongarse. Porque debes seguir siendo consciente que son instantes bellos y únicos. Pero sobre todo, el tiempo pasa diferente como moneda de cambio al sprint que deberás hacer después, para alcanzar el tren de la vida, el ritmo de la actividad de los mortales.

Es una especie de mercado de deseos en el que solo cuando el tiempo que te regalan te satisface enormemente, estás dispuesto a correr para alcanzar el compás que lleva el tiempo.

14 de abril,eh! 
Lo bonito está por llegar
Sueñen bonito, M'

sábado, 12 de marzo de 2016

Carta de postres de instantes amargos



Un corte de personalidad muerta, nuevas briznas de actitud que brotan del cerebro iluminando ideas, haciendo encajar engranajes. Una canción de amor rápido, de esos amores que terminan cuando rompe la noche, una idea que cruza cabello abajo, una carta formal para encontrarnos desnudos, unas risas, algún juego...mejor será que nos cortemos el pelo.

Las canciones de siempre y las ganas de vivir de nunca. Una voz que ansias escuchar en directo, unas manos que quieres que te acaricien la espalda río abajo y te cosquilleen el mundo dejándote ver la piel que antes resentida, va relajándose al paseo de tus dedos sobre mi mapa de huellas.

Un, dos, tres,.. todas las letras que he escrito restan guardadas en este lugar volátil. Cuatro, me miras y tu voz empieza a tararear melodía abajo como cuando el médico del dolor te cuenta un secreto de los de antes, de los que ya no existen, de esos que guardabas cincuenta años y no parecían suficientes para contarlos a tus más allegados.

Cinco, Sadness me dice que se me cansaran los brazos si no empiezo ha hacerte el amor, sí eso, deberíamos dejar de tener sexo seis días de los siete que tiene la semana. Ocho minutos para el próximos bus, mejor voy andando los nueve kilómetros que jamás haré corriendo para fundirme en tus brazos y dejarme abrazar diez veces.

Mas seré egoísta once veces más, la de hoy solo ha sido la once más uno. Y en el trece estadio de tu corazón estoy intentando construirme una habitación en la que vivir. No tendrá catorce rayos de Sol al día, ni la luz de quince estrellas iluminando mi espacio más tan solo habrá aire para respirar dieciséis gramos de amor, los otros diez los tiene tu alma.

25 veces se me van ha caer los auriculares mientras escuche tus canciones, jamás me los volveré a poner, prefiero oír como cantas en mi cama cuando me haces cosquillas veintiséis veces mientras me quejo muy fuerte las 27 palabras que consigo expresar mientras veintiocho aspiraciones salen de mi corazón para llegar a ti y besarte fuerte.

Allí, en el número veintinueve de donde el viento sopla siempre del norte, allí, en la ciudad que me arropa en invierno.

Por un buen fin de semana,
Besitos, M'.

jueves, 25 de febrero de 2016

Marzo, ¡termina ya!

El cartel del concierto de James Bay que reposa en la columna que veo cada día a la salida de mi día, mientras vuelvo hacia ese pequeño espacio al que puedo llamar hogar, siento la vida pasar más despacio. El viento que remueve mi pelo parece ser lo único que sigue girando a tiempo real, todo lo demás ha descendido actividad abajo y el tráfico parece haberse disipado en esta ciudad.

 El de hoy, no ha sido un gran día pero pasará, tocará a su fin y quizás Morfeo me permita encontrar la paz entre estos días de sueños extraños y mundo de animales místicos. Cuando eso ocurra, volveré a buscar con deseo los recuerdos que me llevan a ti y que me invitan a reproducir las imágenes de una fin de semana diferente, de una tarde de caricias o de una visita a tu interior que me hace descubrir que me queda mucho para saberlo todo de ti.


Aveces somo poco conscientes de las cosas importantes, los pequeños detalles nos tapan la vista más allá de los dedos de nuestra mano y ver el paisaje hermoso de detrás no es una alternativa pues nosotros mismos levantamos un muro para no ver aquello que nos apetecía de forma incesante ver. Por suerte para eso, hay quienes están a tu lado, esos pequeños seres de grandes corazones que no sabes como pero siempre adivinan que algo va mal y te llaman, y abrazan tu alma acompañándola a su camino de nuevo.

En breves, los tendré a todos en la ciudad que me arropa cuando las calles están heladas y los corazones se resfrían. A ellos, a las únicas personas con derecho a destruirme, a mi alma gemela y a ti, que ya estabas cuando yo vine y que haces que sienta cosquillas en el corazón cuando escucho tu nombre.

A todos los que han tenido un mal día
pero cuentan con hacer del mañana
un instante mejor. Feliz noche.
Besitos, M'


martes, 9 de febrero de 2016

Somos lo que hay en Pandora

Alguien muy sabio me dijo las vacaciones pasadas que hay personas que tienen la capacidad de ser gusanos por unos minutos, que se meten en tu cerebro y remueven tus proteínas desordenándote los recuerdos...


Nuestro mundo, el mundo de cada uno. Ese pequeño gran universo en constante expansión que cada ser humano lleva dentro. Aquello que esta escondido bajo los recuerdos y el conocimiento, lo que explotará como el Big Crunch cuando dejemos de ser para convertirse en parte del universo de nuevo.

Ese lugar donde las cajas llegan vacías y van llenándose apiladas, baúles que van apelotonándose en nuestro espacio, esos cajones que tenemos cerrados y cuya llave procuramos perder entre las memorias que hemos ido creando.

La caja de Pandora, eso es nuestro self, nuestro yo más primitivo y profundo. Aquello que asoma la cabeza cuando permanecemos callados pensando en la nada a ojos de los demás, son los fantasmas que habitan en nosotros.

Nuestros miedos, temores, errores del pasado, acciones equívocas llevadas a cabo, nuestos fallos, los capítulos de decepción, las imágenes de hastío y los episodios de soledad e incomprensión. 

Las proteínas que hemos hecho creer a nuestro cerebro que no existieron jamás, esos instantes que quisiéramos borrar para siempre...están ahí. Bajo llave, muy escondidos.

...hay personas que te tienden el manojo de llaves que abre tus dimensiones cerradas y te invitan a tu propia fiesta de Halloween. Son de esas personas que cuando te han hecho mirar en los tres primeros archivos de tu ser escondido se marchan para dejarte hacer. 

Mi padre suele decir que soy de esas personas que puede joderte el día a base de palabras que parecen no decir nada y lo dicen todo.


Soñad bonito. Besitos, M'

  

viernes, 1 de enero de 2016

Reconstruyendo proteínas


Bueno...ahora que todo el mundo ha dicho la suya, me toca a mí.  Mi abuela ha querido castigarnos este año porque en la comida del día uno la gente en mi familia acostumbra a llegar borracha o con ganas de morir. Como eso no son formas de presentarse, decidió en un acto de reivindicación y protesta, que la comida del día uno quedaba aplazada hasta el tres. Por ello, y aunque esto os esté dando mucho rabia, mientras vosotros estáis muriendo en una absurda copiosa comida de al menos cinco primeros y dos segundos, yo estoy aquí, en la cama escribiendo algo que, como de costumbre, carecerá de sentido al final...¡Adoro a esa mujer!


2015 no ha sido ninguna birria. Cuando empezó el año anterior, escribí aquí, entre mis cuatro paredes, que 2015 sería un año interesante y no me ha defraudado.

Ojalá pudiera escribir letra por letra, palabra por palabra lo que se me pasa por la cabeza pero tengo las manos tan heladas que un leve golpe se transforma en un moratón entre mis falanges. Pero bueno, prosigamos, el año ha sido cuanto menos peculiar y extraño: he sido feliz junto a seres con almas blancas, muy puras que te invitan a abrazarlas mucho tiempo todo el rato, he llorado de rabia, de impotencia, me han decepcionado tantas veces tanto rato, me he mareado bebiendo y yendo en barco, he tocado lenguas extrañas con la punta de mis vértices, me han acariciado la piel por encima de la ropa, he escuchado melodías tan tristes que mi melancolía me parecía sonrisas que corren por el campo, he conducido un tractor y he tirado un árbol en el intento, he apretado el embrague y he irritado a papá jodiéndole el final de una película o haciendo que me llevara al aeropuerto a las cuatro de la mañana. 




Me he decepcionado a mí misma y por una vez he sabido eliminar la fuente de la decepción con mis propias manos, he ido a contra-natura, he bebido cerveza demasiados viernes. He follado mucho y dormido poco. Es posible que haya tenido las mejores conversaciones sobre temas variopintos que he tenido en mi vida. Me he lanzado, he provocado y he cruzado lineas que no debería cruzar jamás, he sido informal y me reído en la cara de la formalidad para volver a ser formal tres segundos más tarde. Me han herido, me he sentido fuera de lugar y he experimentado la comodidad con miedo.


Le he pedido dinero a mi hermano, he comprado mucho café y bebido más té. He comido pescado siendo vegana y me he hartado de comer chocolate sin llegar a cansarme en ningún momento. He llorado la muerte de alguien que había dejado de recordarme antes de muerta. He visto a mis dioses caer y a mis enemigos tomar el poder. He visto mi aura negra rodear a los que me rodean y me he visto enfrascada lidiando con sentimientos que no están hechos para mí. 

He aprendido.  Mucho. Tanto. Me han vuelto a abrir los ojos un año más, me he enamorado de lo que estudio por segundo año. Y el amor no ha dejado de invadir mis rendijas, ya no toca la puerta y espera, solo pasa y le abrazo, y le dejo entrar y...en el sofá de mi casa se está bien, muy bien. He seguido fantaseando, enamorándome de todo, de ti, de la vida, de lo que aprendo, de lo que me gustaría llegar a ser.


Feliz 2016 a todos aquellos que como yo, tratarán de enamorarse de la vida una vez más y se demostrarán que les sigue corriendo sangre por las venas y que los lazos afectivos, no están perdidos aún. Petons, M'




martes, 8 de diciembre de 2015

Astrónomos de lo cotidiano

Separados por seis seres humanos unos de otros sin más y sin menos. Si, bienvenidos a otra de mis interminables noches de no dormir pensando demasiado oyendo como muelles de otras habitaciones crujen a mi alrrededor a las 3am

La comodidad, aquella propiedad que solo veo en un colchón duro que se amolda a mi silueta. Puede que la comodidad me incomode o que le haya experimentado durante tan poco tiempo que no pueda opinar sobre ella. 

La comodidad es dormir en ropa interior en invierno sabiendo que podrás taparte, la comodidad es nadar en paz a las siete de la mañana en el mar, la comodidad es sentarse y hablar en mi cama hasta las dos de la mañana y tras mirar el reloj seguir hablando o quedarse en la cama hasta la una del mediodia un domingo. La comodidad es comprarse un vestido que sabes que no tendras oportunidad de llevar y llevarlo por casa, la comodida es bañarse mientras escuchas a Berto diciendo tonterías y lees a Joan Margarit; la comodidad es ver arte desde lejos y pintar con las manos, es escribir lo primero que te viene a la mente y caminar bajo la lluvia. La comodidad es beber te rojo mientras contemplas el trabajo hecho, la comodidad es hablar sin ataduras de todo y de nada, llorar sin verguenza y amar sin espectativas. La comodidad es no hacer nada diferente y sentirlo todo anormal, es mirarse a los ojos y tras sonreir tímidamente seguir mirando. 

Que va...nada de eso debe ser la comodidad pero soñar sigue siendo gratis (el día que soñar sea de pago espero que sepamos ser felices sin un duro)

La memòria es va esfilagarsant
com les cordes trencades de les barques
que el temporal s'ha endut.
Comprendre cansa. Però mai no tant
perquè no pugui ser l'últim refugi.
Som el rei i la reina en un final
difícil a un tauler ja amb poques peces.
                              J.Margarit

Buenas noches, M'



domingo, 6 de diciembre de 2015

Desnudarnos con palabras

Esta vez, escrito por Mariella Villanueva, disfruten de la magia de sus palabras y siéntanse tan identificados como yo lo hice cuando leí sus conexiones con el mundo que llevamos dentro. Feliz puente, besitos M'
Encantada.
Soy sapiosexual y lo que me pone de ti es tu inteligencia.
Me pone saber que tu mente es inquieta. Que te pongan las letras, la música, la ciencia, el arte. Que a nada estimulante le digas que no. Me pone tanto que me estimules. Que todo te cause curiosidad y que desarmes y rearmes todo; mis pensamientos, los tuyos. Me pone que cuestiones al mundo, que no des nada por sentado, que vulneres el orden, sedicioso, subversivo. Me pone que empujes tus límites y que empujes los míos, que me dejes sin aliento, que me dejes deseando más.
Me pone cuando sabes cosas que yo no sé, y me las explicas, y me haces cómplice. Me pone que tus ideas me penetren, que tus palabras me violenten.  Que me transgredas y me atravieses entera, charlando. Me pone que sepas leerme. Que entiendas mi idioma. Que me pilles el humor, que me pilles la mirada. Que me retes y me invites a vivir en tu cabeza, y que me no me agotes mientras te busco, fulminante.  Me excita que sepas cómo encontrar mi epicentro.
Me pone que te pienses ignorante. Que creas que sabes poco y que te falta aún por saber.  Me pone que te conozcas tan bien que sepas entenderte, entenderme, y que siempre busques saber más. Que te comprometas con tus ideas y que no te de miedo cuestionarte o discutir: con los demás, contigo mismo. Me pone que te explores y que me explores a mí. Que sepas usar tu tiempo y que sepas cómo no perderlo. Me pone sentir que contigo me encuentro.Que contigo soy.
Me pone que no escuches a tus demonios, esos que te dicen que no eres lo suficientemente bueno. Me pone que te vuelvas temperamental, trabajólico, difícil, brillante. Porque sabes lo que quieres. Porque vas hacia lo que quieres.Porque vienes, si lo que quieres soy yo.
Fóllame el cerebro. El cuerpo luego seguirá. 

lunes, 2 de noviembre de 2015

El punto cardinal de tu útero

-¿Qué sientes?

-Una especie de espasmo, nada raro supongo

-Ahora sólo te queda contar que sientes de verdad

-Soledad

Sucede algo cuando las condiciones del ambiente son las adecuadas, los pequeños matices que hacen que algo bueno se vuelva perfecto hacen acto de presencia, hay silencio alrededor y la idea de lo que esta pasando es muy confusa.

Sucede que estas arriba, más arriba, pero sin llegar a estar en lo más alto, que te hormiguea la piel y mirándote por dentro tus proteínas intentan equilibrar la temperatura de tu cuerpo mientras esta no para de subir, la sangre ya corre más deprisa por los conductos de tu cuerpo, te confunde apurando toda la energía para concentrarse en un solo hueco. Mientras tus células luchan por seguir respirando con la poca energía que les queda, tu cerebro se queda bajo mínimos y ese líquido rojo convertido en deseo se concentra en el punto cardinal exacto que da en el centro de tu útero, más fuerte más seguido. Notas sus cuádriceps golpeando fuerte contra tu(s) abductor mayor,  no estamos hablando de dolor, sus manos en tu cintura, tus manos en su pecho,

La evaporación del deseo será inminente y sabemos que la culminación para elevarnos llegará, más algo empieza a arder cuando la mente se queda en blanco, casi sin oxigeno suficiente como para hiperventilar y él no deja de moverse cuando en algún momento lo que era deseo evaporado se ha convertido en orgasmo condensado. Las condiciones se van dando, una a una y la explosión golpea fuerte contra las paredes de tu interior queriendo salir, más arrasa con todo a su paso y hace notar la vibración al otro ser.

El espasmo, es estallido, las ganas de gritar, la sensación de la ansia liberándose, cerrad los ojos muy fuerte, hasta que duela, secaros el sudor y abrid los ojos antes de perderos lo alucinante que es que el otro siga respirando con dificultad intentando entender que el estallido producido en su interior a sido muy parecido al tuyo, bienvenidos a casa.

Soñad bonito, 
que mañana es lunes. 
Besitos, M

martes, 6 de octubre de 2015

Impostora fantasía


Nothing to do with...
Encerrada en su castillo pensando que he sobrevivido, mirando como el Sol se oculta tras la colina y después, sigo estando metida en este castillo que te pertenece mientras el olor a ti me inunda por dentro ahogando mis recuerdos y tengo ganas de toser para que salgan de nuevo esparciéndose por el habitáculo que un día llegué a pensar que no estaba abarrotado y que tenía una gran ventanal que daba al patio de luces; un patio ahora lleno de polvo y mugre, ese patio en el que jugué a soñar que un día seríamos eternos.




Les coses que mai et vaig dir
 Bona nit, M'

martes, 29 de septiembre de 2015

Amantes que bailan desnudos

Ahora que tengo mucho tiempo para pensar, que los minutos se me hacen eternos y que las horas se me van amontonando en el lado del sofá que no está ocupado por mis trastos vuelves a aparecer por mi suelo. Te estableces en mi atmósfera a través de una canción que me cuenta que caeremos juntos en un invierno del que aún tenemos resquicios entre los dedos ¿Será una forma de saber que tu ausencia sigue doliendo?


Si duele es que estas vivo, besitos, M'

martes, 8 de septiembre de 2015

Metamorphosis

Cambió los vaqueros por lo pantalones de vestir ahora que el denim volvía a estar de moda, se cortó el pelo y cambió la pizza por el sushi, dejó de beber vodka para beber champagne, el agua era con extracto de aloe vera y el café tenía gusto a vainilla, a chocolate blanco o a canela pero dejó de tener gusto a café y su té de media tarde dejó de ser de frutas del bosque para ser verde o blanco, en domingos y festivos puede que rojo. Dejó su casa y su hogar, dejó sus muradas y se plantó en una ciudad que lejos de incertidumbre le infundo seguridad, cambio sus bambas por unos mocasines y sus chaquetas deportivas por hermosas americanas. En su cajón de ropa interior ya solo hay sitio para intimissimi, etam y oysho, y su estuche de maquillaje no ha parado de crecer.


Al final, ¿qué queda de lo que era uno cuando uno mismo decide cambiar? Mañana empieza la temporada de nuestra serie y me sorprende que haya gente que siga alrededor esperando a que pase algo entre tu y yo. Es tiempo de moverme despacio, no hay prisa pues voy a hacerlo despacio en el espacio, esta vez no habrá nada malo en tomarme mi tiempo. Además...empiezan las clases en inglés, es tiempo para los cambios y aunque duros, los cambios llevan a cosas buenas.

La vida no es sino una continua 
sucesión de oportunidades para sobrevivir.
Besitos, M'

martes, 25 de agosto de 2015

Amarga tontería


Sigo burbujeando entre las piernas, pequeños espasmos que se acumulan y cuando no pueden más...¡agh! hacen saltar veinte y tantas regiones de mi cerebro a la vez para después encontrar el descanso más calmado y absoluto.

Las escenas de sexo que he tenido contigo se entremezclan con las historias que he tenido con otros, lo sé, es cruel, es sucio, mezquino, demasiado descarado incluso para mi pero...las imágenes pasan como en un película loca, como cuando se pasaban en pequeños carretes a toda máquina para encontrar el movimiento; de alguna forma encontramos tan bien el movimiento entre los dos, compenetramos y nos concentramos tanto el uno en el otro que no dejamos de fundirnos. Hubo un tiempo en que no estar el uno dentro del otro era encontrarnos vacíos, era tan intenso sentir como te invadían por dentro y te hormigueaba la piel.

Es entrar en esas cuatro paredes y contemplar desde la puerta tu movimiento sexy moviéndote por encima de una cama individual demasiado pequeña para caber los dos y que aún así ahora me parece más que suficiente para hundirme en ti. Fue tu forma de incorporarte para ver como me quitaba la ropa y me quedaba en ropa interior, seh esa sexy negra ropa interior que no dejo de ponerme para otros, pues ahora sé que no va a decepcionar. Hace días leí en twitter que alguien preguntaba si estaba mal que alguien te hubiera entrenado para el amor de tu vida...¡menudo idiota!-pensé- mas ahora no paro de entender que eso hacemos todos, preparaos unos a otros para el siguiente.

Son las estupendas compañías que me he echado las que me hacen tener las ganas de hablar y hacer sexo con mucha frecuencia, sexo cerebral, sexo físico, ya no más emocional por ahora, vamos ha conservar lo que nos quedó un rato más. Y ahora, ¿sabes qué? Me siento y espero a sentir ganas de más y cuando ocurre me llama, entra en mi cárcel, me desnuda, se desnuda y empieza lo que no terminamos hace tiempo y me deja ir intentando controlar mi descontrol.

De alguna forma las cosas son distintas esta vez, él recuerda cada comentario y cada pequeño detalle que le hice saber, juega con ventaja y no lo sabe. No ha dejado de preguntar por ti y no sabes como me jode que sin saberlo sigas metiéndote donde no te llaman.

Desde mi rincón de amarga tontería. Besitos, M'

viernes, 21 de agosto de 2015

Si el Sol no brilla, perdemos la cabeza


Son de estos días en los que caes en la cuenta que te han robado el verano, que los instantes más fascinantes se han escurrido entre los dedos y miras por la ventana y ya solo puedes ver las nubes acercándose. Es entonces cuando empiezas a temer que ayer fuera el último día que podrás ir a la playa para contemplar que sigues viviendo en un paraíso extraordinario que abandonarás en poco más de una semana para volver a la ciudad que te abrió los brazos el invierno del año anterior. Lejos de hacerme sentir bien, este año algo me hace sentir extrañamente vacía de ganas de cruzar el charco.








[A sort of reflexion]

Erin Olin Wright se pasea por mi mesa junto a Thomas Alva Edison y Marc Levy, ¿y la verdad? dudo que lleguen a entenderse puesto que uno habla de utopías, el otro de la cruda realidad de un genio que lleva dentro y el último me roba el corazón a diario escribiendo utopías algunas veces maravillosamente ciertas. ¿Se puede ser feliz junto a tres hombres los cuales uno de ellos dejó de exisitir hace casi ochenta años? 

Omnia Luce, M'