domingo, 26 de enero de 2014

Real Cébula


De todas formas, hace ya un siglo que nos dignificaron.

Hace calor, una calor sofocante que te permite dormir en ropa interior en el mes de enero, lo mejor, pero aún así, una calor con la que es difícil convivir. Me levanto el vestido de lana me miro, y siento el calor recorriendo mi cuerpo...sigo sintiéndome extraña, extraña en mi propio cuerpo.

Hoy, he tenido una conversación con alguien que dio su mitad para crearme y he comprendido que las cosas no van ha mejorar a menos que aprenda a controlar mi inestabilidad interior, somos así y hoy me alegro de comprender que no soy la única, que hay alguien en este universo que puede comprenderme y que hace que no me sienta tan sola.

Ayúdame, soy un ser gritando ser ayudada por todos los poros de mi ser, sólo necesito que tu lo veas y creo que hoy, los dos lo hemos comprendido. Eres el único que puede ayudarme, S y eso no tiene que suponer ninguna carga para ti, todo lo contrario, es el mayor alago que he echo nunca a nadie. No suelo pedir ayuda y a ti, te la estoy suplicando.




Quiero ser feliz a tu lado, no quiero que las cosas sean como antes sino que prefiero que desde aquí, desde lo que ya sabemos el uno del otro creemos nuestro mundo, nuestra historia. Mira, nos separan 212.79Km y eso es así, es un hecho. Pero esos kilómetros solo son una barrera física, nada que no pueda curar un poco de amor :)








Es cert babe, és molt difícil estimar a distància però per alguna raò inexplicable, amb tu el que s'hem fa difícil és no estimar-te en la distància.  Vull lluitar per això nostre perquè crec que és especial, perquè m'hi fa sentir, i és la sensació més gratificant que he sentit a la vida, fer-te feliç i que tu hem facis feliç.



T'espero aquí, lemmoner, amb els braços oberts perquè els acceptis i torni a sentir aquell cuquet que sento quant els nostres llavis es troben dins l'aire, perquè m'abraçis i hem digis que tot anirà bé i perquè,  tot i els malsentessos i les baralles tinguem les ganes i la força que tenim ara.

(Domés faltaría a dir, que molts d'anys ho pogem bufar, jajaj)

viernes, 24 de enero de 2014

Es medianoche en el jardín

Era eso, era la forma en la que me miraba, ese gesto que me hacía sentir viva aún estando terriblemente triste por dentro. Eso, que ahora ya no esta.

Es la historia que no imagináis, el relato que parece lo que no es, esa novela en que las hadas esparcen felicidad pero ese cuento en el que mis ídolos han muerto y en el que mis enemigos tiene el poder. Ellos son quien lo dominan todo, el mal vence, el bien se queda atrás. La felicidad ha muerto y aún así, yo sigo viva.

Presiento que va ha pasar algo y ni siquiera me atrevo a intuir si será malo o peor...Dicen que la intuición femenina es extraordinariamente precisa, y aunque me sienta orgullosa de dicha característica añadida, hoy desearía que el radar se apagase por algún tiempo.



Al final, todo lo que me queda es mi ser. Cuando el sol se pone, a eso de las cinco de la tarde ahora, y el reloj empieza a marchar más despacio en mi apersonal habitáculo, no puedo evitar pensar que al final, siempre estamos solos, sin compañía, sin seres a los que acudir.

Alguien dijo alguna vez: Estamos tan solos y sin embargo, es tan complejo vivir sin ellos.

lunes, 6 de enero de 2014

Thank God I've Meet U























~ Durant dies, vaig estar pensant que fer-te quan fessim un any. Ho vaig estar pensant tant, que per un moment s'hem va oblidar que domés quedaven quatre dies;  i avui, a dos dies del primer cop que els nostres llavis es van saludar l'un de l'altre, hem disposo a escriure alguna cosa que fagi que el teu cor camini més depressa fins a arribar a mi ~