domingo, 30 de abril de 2017

El arte de amar la moda

Hoy tarde, aunque aún llegue a dedicaros algunas palabras que os hagan sonreír. Para terminar con la semana de la moda en mi blog, os quiero enseñar algunas extravagancias que a mí me enamoran, algunas piezas que demuestran que la moda es personalidad y nada más, en todas sus vertientes.

Solo un post con algunas piezas que un día serán de coleccionista, piezas que los grandes de la moda idearon en sus estudios año atrás para que nosotros los pongamos lucir en la versión más original o en una low cost que estará disponible en alguna tienda de Zara en el centro de Barcelona, bienvenidos al mundo de la moda como lo entiendo yo…una forma de hacer arte.

Bimba y Lola

Mango

Dihn Van

Dolce & Gabbana


Besitos, M'

jueves, 27 de abril de 2017

Fucsia, salmón, frambuesa y rosa pastel

Os traigo una nueva entrada, un nuevo escrito que hable sobre esos pequeños espacios que dedico de vez en cuanto para hablar de mi gran pasión, la moda. Demasiadas revistas han bautizado ya el rosa para invadir nuestro armario esta primavera y dar la bienvenida, a todo color, al verano que parece que volverá a batir récords de temperatura. Pero, como es sabido, no todo el mundo es un amante -como lo soy yo- de un color con tantos prejuicios encima como es el rosa. 


Para esas personas, sólo quiero recordar que los colores están para jugar con ellos: que el rosa esté de moda no quiere decir que debamos llevarlo cada día en monocromo ni qué, quien tenga un estilo definido deba cambiar de color con cada cambio de estación. Por ello, como siempre, las biblias de la moda son solo sugerencias, no imposiciones. Disfruten de la libertad que eso nos da y como siempre, ¡bienvenidos a casa!

No quiero enrollarme con especificaciones técnicas, así que brevemente deciros que si sabemos que el rosa surge de la combinación del rojo y el blanco nos sirve como primera base para entender que el rojo y el rosa si casan. Además, están muy de moda entre las pasarelas de la última temporada, un pantalón rosa fluido con tejido vaporoso y una sencilla camiseta roja dirá un hola al color block y con accesorios en nude son estilismos muy rompedores que fragmentan la cotidianidad de un día grisáceo en pleno mes de abril. Sin más, mis favoritos para ser combinados con tonos nude para ser elegante, rojo para ser rompedor y blanco para cada día:








Estas piezas son muy fácilmente combinables no solo con un pantalón blanco pitillo en el caso del top lencero rosa pastel sino también con un pantalón con un tejido más fino (de hilo o gasa) en color rosa. Por lo que hace al vestido de Zara cuya manga con volantes podéis ver en la foto, recomiendo combinarlo con unos zapatos con plataforma blanca (de los que llevamos el verano pasado) o con unos zapatos tipo pala (muy de moda esta temporada, sin son con pelo, mejor).

Además, para quien no quiera looks tan llamativos con colores rosas en alguno de sus elementos principales, puede optar por escoger accesorios en este color, sea cual sea su tono como el bolso de Zara que ya habéis visto arriba:





No necesariamente en bolsos, sino que también podéis poneros un complemento de quita y pon como unas gafas tipo aviador con cristales rosas (en mango los hay también en amarillo) o con una gorra sencilla rosa chicle como la de Zara. Si tiráis por los bolsos, que sean pequeños, para poner lo básico y no cargar el look (con alguna pieza decorativa con motivo frutal tiene premio pues está de moda, ya sea en cerrojos media naranja o en pins), y si preferís los zapatos para dar énfasis en los pies:






















 2 recomendaciones para zapatos: o llamativas como las palas con motivos florales en rosa y rojo o estos increíbles mocasines con un estilo un tanto japonés.

Por lo contrario, zuecos en rosa quartz de terciopelo o sandalia plana en color frambuesa. Además, hay un intermedio, estos zuecos de Mango con flecos discretos pero elegantes que combinan de forma muy fácil con un pantalón blanco y una camiseta azul marino. 

Además de con blancos, rojos y negros (pero sólo el caso del rosa fucsia), los azules -el ultramarino o el marino más tradicional- combinan también muy bien con este color, igual que una sobre camisa verde militar es fácilmente combinable si la ponemos al lado de una camiseta frambuesa muy simple y unos jeans, conjunto perfecto para el día a día.

Espero que este rápido repaso por el color de la primavera os de ideas y que pongáis color a unos armarios demasiado negros, azules oscuros y marrones. ¡Feliz día a los que juegan con los colores a sin perder su identidad por el camino! Y antes de terminar, un detalle para los chicos, el rosa no entiende de género.


















Besitos, M' ¿Nos vemos el domingo?

domingo, 23 de abril de 2017

Cuando leer está de moda y las rosas son amor solidificado

Libros, las aventuras más maravillosas que tendremos están entre esas páginas que abres con ilusión cuando sentada en la cama te preguntas que será de la vida de los personajes que en ella aparecen, cuáles serán las vidas que habrá creado el codicioso escritor y cuál será el devenir de su final cuando cierres la contraportada.

Rosas, esa fragancia y esos colores que rojos significan amor eterno, que rosas son amor, pero del light y que amarillas no traen nada bueno, aunque sea la mejor fragancia que se haya colado jamás por tus fosas nasales. Guardo la rosa de nuestro pasado Sant Jordi esperando que esta vez vuelvas a tocar mi puerta con una de ellas en la mano, pero siendo el segundo… quien sabe ya si será un solo día más.

Rosas y libros: las tradiciones cansan, pero tienen algo tan de los tiempos modernos, tan sólido, tan anclado a nuestro ADN que cada año volvemos a ellas como si fueran lo más fantástico y novedoso de nuestros días.

Para mí, es un hecho que deberíamos de mantener las tradiciones por muy pesada que se nos hagan año a año, pero si bien es cierto que me gustan también creo que deben evolucionar, como todo. Que deben ecribir su historia y dejar que el tiempo las actualice haciendo que hoy, los hombres regalen libros y las mujeres rosas mientras las mujeres regalan libros y los hombres rosas.



El amor y la cultura, el sentimiento y la inquietud por el saber los deberíamos fomentar cada día sin sexo o credo que se nos ponga por delante. Así que, matemos al dragón, dejemos que de su sangre salgan rosas que simbolicen el amor -al menos el de hoy- y regalemos después buenas historias que podamos contar a los que vengan.

Por un día encantador 
que implica mis dos cosas preferidas
 en el mundo: flores y libros.
Muchos besos, M’


miércoles, 19 de abril de 2017

El amor sin fronteras

Hoy no hay palabras bonitas, solo crudeza, solo realidad chocando contra la verdad que construirnos un día y que hoy se destruye. Me parte el alma, siento mi corazón haciéndose pedazos cuando escucho como tus lágrimas resbalan sobre mi ropa a los pies de la cama.


Sí, hay algo peor que qué te rompan el corazón, que se lo rompan a quien amaréis incondicionalmente por sobre de las barreras del tiempo y la racionalidad. Joder…llegas y sólo quiero abrazarte, ayer te oí hablar a través del teléfono y conseguí retener las lágrimas hasta que colgamos, pero sé que hoy no podré.

Te sientas al borde de la cama e intento abrazarte, y aunque sabes que vas a explotar en lágrimas de dolor me permites que te rodee con los brazos. Me acerco a ti y te acaricio la espalda mientras veo cómo te rompes en pedazos, joder tu solías ser el de hielo en casa y hoy…no puedo verte así y las lágrimas me atraviesan la cara cayendo sobre tu cuello.

Lo sabes, sabes que estoy llorando y un quejido desde el fondo del corazón se te escapa por la boca. Me pides que no llore y yo solo puedo estrujarme el corazón para intentar -por una vez- ser yo la fuerte. 

Te escucho, intento entender y cuando creo que no podré sentir más dolor por ti, me dices que no entiendes como se puede amar tanto a alguien y aun así romperle. Sí, lo sé. Has jugado y ahora ya no hay marcha atrás, acabas de entrar en el mundo del amor, un juego solo apto para vencedores. Ahora no entiendes porque seguimos jugando, porque seguimos haciendo girar la ruleta, enamorándonos en cada esquina de la ciudad. Pero todos sabemos que no hay partida más adictiva que la que ofrece el amor.

Cuatro palabras mal dichas salen de entre mis labios mientras mi lengua intenta recuperar la cordura y me acojona pensar que el amor deje de ser para ti el maravilloso y tedioso perfume que es para mí, ese estado al que te vuelves un neurótico por tener, que te llena cuando lo cuidas y te vacía sin aviso.

Extrañar será ahora tu pan de cada día, la confusión son solo los entrantes y es posible que la tristeza te invada durante el primer plato. Pero te prometo, que cuando termines el segundo plato entenderás porque el postre es el último plato de una buena cena junto al amor. Que el mundo se abre a tus pies para que saltes a él y te rompan el corazón diez veces más solo para que media vez más sientas lo que ahora crees que jamás volverás a sentir en la vida.






Te juro que se pasa Shiro.
A quienes lloraron su primer amor.

Besitos, M.


Fugaz modernidad

Antes de hablar sobre lo que hoy me concierne quiero contaros algunos cambios que tendrán lugar en el blog: cada jueves, tendréis nueva entrada porque me apetece, porque me despeja y porque quiero ofrecer una rutina en este caos. Además, tendréis algunas entradas cortas y esporádicas los domingos sobre pequeñas cosas que no quiero dejar de hablar como noticias que llaman la atención, moda o pinceladas de algún tema que será desarrollado con posteridad. Ahora sí, bienvenidos.



Me encuentro en una época, en un entorno cambiante, que va radicalizándose día a día y en medio del caos que construimos con ganas, me pregunto cómo nos condiciona la fugacidad en la que vivimos a nuestras relaciones más íntimas, las que escogemos, las que disfrutamos.
Quien hace tiempo que me lee sabe que este es no solo un tema que me preocupa, sino que es un tema recurrente entre mis publicaciones. Mantener una relación nunca fue fácil, no es nada nuevo, lo que sí es nuevo es que ahora en lugar de aguantar y seguir decidamos pasar a lo próximo esperando entusiastas que vendrá ahora. Aún más, ahora ya pactamos al inicio las vías de escape más sencillas que se pronunciaron para poder pasar a algo más interesante que lo que tenemos entre manos.

Nos hemos educado en el sistema del entretenimiento absoluto, dónde el hedonismo de uno mismo pasa por encima de todo lo demás. Es muy fácil materializar ese hedonismo cuando tenemos cada vez más opciones, más oportunidades, pero en un lugar en el que nadie nos ha enseñado como se gestionan esa libertad de escoger entre múltiples caminos, básicamente porque dudo que nadie sepa cómo se gestiona la libertad cuando hablamos de sentimientos.

Cuando pienso en lo fuerte que intentamos que las cosas nos salgan bien, cuando pienso en todas las veces que fracasamos y nos sentimos terriblemente mal, patéticos, fracasados por no haber sido capaces de mantener una relación caigo en la cuenta de la presión que aplicamos sobre nuestros sentimientos. ¿Será por eso que solo amamos sin frenos la primera vez?

Lo que quiero decir es que: queremos relaciones largas, duraderas y estables creando recuerdos de soltero (que dicen son los mejores), queremos sentir la máxima expresión de amor cada día sin que un día vaya a menos, lo queremos todo, después no queremos nada y hay un momento que dejamos de saber que queremos. Y encima, no rechistamos, no hablamos, no nos comunicamos, preferimos pasar a lo siguiente ¿qué somos, amorfos?

A los que hicieron largos viajes 
para reencontrarse con sus seres queridos.

Besitos, 
M.

jueves, 13 de abril de 2017

El beso de Judas

Here we go again. Mis proteínas llaman de nuevo porque hoy, he tenido un día muuy largo, de esos que parecen no terminar jamás, rodeada de quien quiero, pero de las personas que me agotan el alma a medida que va acabando el día ¿No os parece cuando menos curioso que El días del beso coincida con el Jueves Santo? Hablemos de Judas un rato...¡Empezamos!


Hay dos versiones de la historia y yo os cuento la que más o menos sé: Judas murió ahorcado, de la única forma que podía morir. Porque un traidor debe morir entre la Tierra y el cielo: sin tocar la tierra y siendo incapaz de llegar al cielo, mas su alma no tuvo más remedio que salir por el vientre dado que, una alma pecadora no puede emanar de una boca besada por Jesús.

Besar fue utilizado durante largo tiempo como forma de simbolizar traición y en cambio hoy es el canal por medio del cual expresamos que estamos unidos al otro, que le queremos, aunque ello -en alguna ocasión- pueda significar posesión. 


Las palabras cambian pero, ¿siguen siendo los hechos los mismos? ¿Acaso estaremos traicionando constantemente a quien besamos y a cambio dejamos que el otro nos bese en respuesta a la traición?

El beso de Judas, es el más antiguo que se conoce en la era cristiana y a mí, contigo, me gusta crear caricias con nuestros labios que sean nuevas, de esas que sin palabras quieran simbolizar philus sin que ello simbolice que nos poseemos el uno al otro, sino más bien que amamos en libertad.


A los que besan y aman libres 
y en libertad.

Besos,
M.


  • El beso de Judas (Giordano, 1655-1660): https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/el-beso-de-judas/54f76099-d15a-481d-b039-e5a00d8ac614



miércoles, 12 de abril de 2017

La amante del verano

La brisa corre, acaricia nuestros brazos ¿La habéis sentido ya? Estoy de vacaciones en la casa de mis padres y cuesta creer como echamos de menos la tranquilidad de nuestro hogar cuando estamos lejos de él. Ahora que estoy tan cerca del mal...pero el BUEN MAR, me siento a escribiros Una de bañadores porque en dos meses: ¡Será Verano! WELL-come.


El Sol sale, yo hago la cama sólo porque estoy de invitada y mi diosa viene a incitarme a desayunar creps con fresas y chocolate, ¡qué empiece la operación bikini! Menuda chorrada: el verano es la mejor época del año para salir, dejar que te llenen las piernas con fresca cerveza en fiestas, comer granizados de mil sabores y helados de dos mil colores.


Verano, la época de comer a las cuatro y cenar a las once al fresco del tiempo, mientras ves las estrellas: tendidos sobre el colchón de una piscina y esperas a que alguien te salpique con el agua que se ha ido calentando durante el día.

Son los tres meses más tediosos si tienes que trabajar o estudiar y aun así, el calor te obliga a salir de casa, a disfrutar con los que quieres. Y cuando va escondiéndose la caprichosa estrella que nos ilumina, a los que nos gustar leer podemos tendernos debajo de un almendro a leer los dos mil libros que compramos en invierno y que nunca creímos tener tiempo para leer. 

¿Sabéis qué? Adoro el invierno, sí, sí, el invierno, sus abrigos, sus mantas, sus pelis, sus abrazos sin quedarte pegado. Pero incluso la esposa del invierno pone los cuernos a su estación favorita con el verano, porque tiene algo especial, algo que me hace sentir el @sza_sza_szu de nuevo y las ganas de volver a ser: la enamorada del invierno en septiembre.

Para los que el verano no es su estación favorita yo les recomiendo usar mi relga de oro para cuando tienes que hacer algo que no te gusta o enfrentarte a algo para lo que no te crees preparado: ir lo más elegante y presentable posible, sentire bonita, sexy con o sin ropa y sobre todo, ser. Porque si no sale bien, siempre podrás decir qué aun así ibas monísima.


Por ello, dos bañadores: uno elegante de Zara y otro divertido de Calzedonia, ¡qué más queríes! ¿Dos opciones? Ir todo el día en bañador y cualquier short deshilachado o falda vaquera y sino, haceros con un vestido largo, lo más playero posible, uno que grite hacer chill, de esos de hacer mojitos y daiquiris, de esos de sentir... que en breves será verano.











A los que el trabajo se los está cominedo
pero que encontrarán la salida
que da al verano.

Con cariño, besitos,

M.