martes, 13 de junio de 2017

Los fantasmas, esos viejos amigos


Me siento, cruzo pierna sobre pierna, hay oscuridad y calcetinas blancos, sólo calcetines blancos. Veo mis adentros y me hablan, estoy sola, rodeada de fantasmas que me atenazas mientras me digo que vuelvo a casa. Veo luz, pequeña, tenue, desordenada, tocándome las rodillas y el silencio se apodera de mis conductos sangíneos. Quiero decirle a las estrellas que me lleven a casa, ellas supiéron siempre a donde iban todos los caminos pero no aparecen, roban mis pensamiento en algún momento de la noche sin que me percate haciéndome sentir la heroína en Morfeo y la droga en los andares hacía la realidad.


Dime algo tenue, amable, tierno, algo que haga que camine hacia delante, llevate mi corazón, tengo la puerta abierta, entra, la llave no está puesta, se la quedó su dueño que hoy ya no está. Heroína, ven, recupera mi alma, hazme sentir el color de las sonrisas de nuevo. Dime algo bonito, algo que recurde,,,algunas cosas que permanenzan para siempre, que sean eternas.

Respiro hondo preguntándome porque lo he hecho de nuevo, porque he vuelto donde me conocen, quiero que me den el aliento de la vida directo en la boca, que revivan mis pulmones y los activen con la sustancia que nos hace reventar por dentro de placer; los necesito, quiero que vulevan y contárles lo que no soy capaz de contarte a ti, quiero encerrarme de nuevo y que me abraceís, ¿a caso quiero que ellos vuelvan a ser mis amigos? 

Vuelven y abrazo sus auras sabiendo que anota una derrota más en el marcador ¿habrá una última? Se instalan, dejan sus maletas en las habitaciones que he ido recomponiendo para ellos este pasado mes. Incluso les he dejado chocolates y tarjetas de bienvenida. No, no me siento mejor pero si me siento más segura. Cada vez que pierdo en valentía gano en seguridad, es eso de lo que va el mundo. Algunos días no tengo coraje para ser una valiente en la libertina inseguridad y las reglas del mundo oscuro que habita en mi no descansan, ninguno de nuestros monstruos tiene vacaciones porque eso es para los humanos, para los vencedores esta reservado un lugar en el que no estar en guardía no existe, por eso, la mayoría nos conformamos con lo que tenemos.

Bienvenidos, he construido una casa, esta vez con vistas al mar y os doy permiso para anunciar que es vuestra, espero que nos os sepa mal que lo anuncie antes que vosotros, pero el mundo me parece más sencillo ahora que volvéis estar aquí. El verano está llegando y quiero vuestra oscuridad, que me cubra de nuevo.

Besitos,

M'